Entrevista a Antonia Sánchez

“Escuchar a las personas mayores es una labor muy bonita y gratificante”

Antonia Sánchez Leyva (1950, Tenerife),es voluntaria del teléfono de la esperanza y del teléfono del mayor. Agente especialista en escucha desde hace siete años, encamina su labor de voluntaria a atender a las personas mayores que, con la vejez, se ven solos y necesitan desahogarse. Para ella estar ahí para escuchar a aquellos que lo necesitan le enorgullece, le alegra saber que es útil para la sociedad.

¿Cuál es la finalidad del teléfono de atención al mayor?

El teléfono del mayor, cuyo número es 900 70 70 20, es un servicio gratuito, confidencial,que pretende servir de acompañamiento, de orientación, de apoyo, de escucha… En definitiva, se intenta dar salida a las inquietudes y necesidades de las personas mayores de canarias que llaman ofreciéndoles recursos o simplemente escuchándoles. El servicio está activo 24 horas al día, todos los días del año.

¿Qué acogimiento ha tenido este servicio desde su inicio?

Empezamos con esta tarea a mediados de agosto y a día 30 de noviembre se han recibido 366 llamadas, de las cuales 238 han sido de mujeres y 128 de hombres.El 57% de los llamantes viven solos y el estado civil más frecuente es el de viudedad. Además se ha realizado un spot que se lanzará próximamente para promocionar más este servicio entre la comunidad, que aún es poco conocido.

¿Cuál es la principal demanda de las personas que llaman?

La demanda general es hablar, desahogarse con alguien. La gente lo que nos cuenta es que están solas y necesitan hablar y compartir, tanto penas como alegrías. También se han recibido unas 86 llamadas de familiares y allegados de personas mayores exponiendo sus dificultades y en busca de unas palabras de aliento e incluso conocer las posibles alternativas que hay para combatir la soledad.

¿Qué supuso para usted haberse formado como agente especializada en escucha?

A mi realmente formar parte del teléfono y haber realizado la formación me ha cambiado mi vida. He visto que puedo cambiar de mí todo aquello que me molesta, me incordia y que no estoy conforme con ello. Esos comportamientos los puedo cambiar, y aprender esto ha sido muy gratificante. Yo entiendo que esto que he aprendido no es mío, hay que devolverlo. Considero que una forma de hacerlo es atendiendo a estas personas que llaman, que están en soledad y hacerles la compañía que necesitan. He aprendido mucho con esta labor y aún me queda mucho por aprender.

¿Qué le reporta a usted como voluntaria del teléfono del mayor?

Es una labor muy bonita la verdad. A mí me parece que es un enorme servicio para los mayores que se sienten solos. Muchos de ellos llegan a la vejez y se encuentran solos, algo que por circunstancias de la vida no han elegido. Piden que les escuchen y, estar ahí para responder a mí enorgullece y me alegra. Lo hacemos con agrado y mucho cariño. Poder ofrecerles unos recursos o salidas a las dificultadas que plantean, es muy satisfactorio. Por eso agradezco a todo el gran equipo que hay detrás para que esto sea posible.

¿Qué oferta formativa existe para aquellos que quieran formar parte de este voluntariado?

Hay un curso que dura un año. La próxima convocatoria empieza a finales de enero, de jueves a domingo, con 8 semanas de seguimiento de trabajo de dos horas y media de trabajo cada semana en grupo. Otro curso con las mismas características es el deagentes de ayuda para prácticas de escucha, de 11 semanas de formación. Yo animo a que todos los que quieran participar como voluntarios que se inscriban en estos cursos, a través de la página del teléfono de la esperanza en el apartado cursos. Otro de los talleres que se han impulsado es formar a personas voluntarios para que presten un servicio y facilitarles la entrada a aquellos que acudan por primera vez a los centros de día o asociaciones de mayores. A veces llaman y tienen un centro de día cerca de su hogar pero les cuesta salir de casa y no siempre quieren hacerlo. Insisto en invitar a todos los que quieran sentirse útiles y que quieran ayudar de alguna manera a los demás que se unan a nuestro equipo de voluntariado, en los diferentes programas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *