BIBLIOTECAS AMIGABLES CON LAS PERSONAS MAYORES

Canarias apuesta por la participación de las personas mayores en las bibliotecas.
Bajo el título “Bibliotecas amigables con las personas mayores” surge una iniciativa pionera en Canarias cuyo objetivo se centra en crear espacios de actuación activa que potencien la presencia y la lectura como alternativa a la soledad de los mayores en las bibliotecas públicas.

Así se presentó la jornada el 28 de Noviembre en el TEA Biblioteca municipal de Santa Cruz de Tenerife y el 29 de Noviembre en la Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria, con la presencia de Carmen Acosta Acosta, directora general de Políticas Sociales. La ponencia corrió a cargo de Francisco Javier Gómez, profesor de la Universidad de Murcia y bibliotecario, quién hizo especial hincapié en la necesidad de desarrollar proyectos que integren a las personas mayores en las bibliotecas de forma activa.

Gómez expuso las conclusiones de un estudio que realizó en la red de bibliotecas públicas del estado e incidió en la necesidad que las tendencias y servicios culturales de las personas mayores en las bibliotecas deben contemplar la situación demográfica actual. Una tendencia en aumento de población envejecida que hace necesario diseñar un entorno amable en las bibliotecas para las personas mayores. Dicha amabilidad implica promocionar la participación de las personas mayores en la cultura, apoyando las iniciativas de este colectivo, escuchando sus inquietudes y propuestas, evitando así la sensación de inutilidad y soledad que muchos mayores sienten.

Las jornadas contaron con la presencia de numerosas personas mayores, representantes de centros y asociaciones de mayores de Canarias y el personal de diferentes bibliotecas públicas. Asimismo, en las mismas se presentaron diversas experiencias de aquellos mayores que ya realizan actividades voluntarias que refuerzan la autoestima tanto de quién la ofrece como de quién la recibe. Clubes de lectura, talleres de escritura, cuenta cuentos, actividades de archivo histórico, son algunas de las actividades que más se realizan en el colectivo. También se hicieron patentes los proyectos solidarios de mayores por mayores relacionados con la lectura y colectivos en situación de vulnerabilidad.

Carmen Acosta resaltó que el programa Bibliotecas Amigables potencia el envejecimiento activo y saludable, a la vez que impulsa el derecho de todas las personas a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad a la que pertenece. La iniciativa trata de fomentar la participación de las personas mayores en estas actividades que potencian su desarrollo personal y aumenta el bienestar de toda la población. La directora general resaltó la necesidad de que las bibliotecas conozcan el perfil del mayor, que en Canarias representan a más de 300.000 personas, para así diseñar actividades concretas y espacios adecuados. Acosta apuesta también por la promoción del voluntariado cultural de las personas mayores como una forma innovadora de desarrollar acciones solidarias dirigidas a todas las edades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *